Blogia
perroscalientes

El paseo III

Mirando el horizonte a semejante lejanía, no nos quedaba mas que ponerle el pecho a las balas y caminar por sobre nuestros pasos nuevamente aquellas “fucking” cuadras...Así medio rezongando, medio divagando e imaginando todo lo que podríamos haber hecho con esos bombones, si no fuera por el robusto, llegamos a Santa Fe y Callao. Apenas terminamos de cruzar la Av Callao, caminamos unos pasos y escuchamos que alguien nos chista. Con una mezcla de ansiedad y temor nos miramos de reojo, y se nos iluminó en la mirada la esperanza de comenzar el domingo de otra manera...Parecía que la noche nos daba otra oportunidad...Je! Ambos nos dimos vuelta al unísono, miramos para todos lados, y las calles estaban desiertas, solo había un hombre medio panzón en la parte trasera de una taxi, que había quedado casi en medio de Callao. Nos volvimos a mirar perplejos... Si!! El que nos había chistado era el taxista...Y no precisamente para tener sexo de a tres, sino.....PARA QUE LE EMPUJEMOS EL TAXI!!!!...Obvio que lo hicimos, no había nadie mas en 100 mts a la redonda...Cuando nos apoyamos en la parte trasera para empujar, nos volvimos a mirar y nos cagamos de risa de nuestra lamentable noche de sábado y mañana del domingo...
Al fin el taxi arrancó, el tipo nos saludo por la ventanilla, y se perdió calles abajo, y nosotros aún sin poder creer nuestro poder de seducción aquella madrugada y aún observando que nos faltaban muchas cuadras por desasnar en el camino, nos fuimos silbando bajito y riéndonos un poco mas fuerte de lo que pisábamos, haciéndole digna competencia a los pájaros que comenzaban a asomar al domingo, mientras el Clarín ya estaba a la venta y los porteros terminaban de baldear las veredas.
                                Fin.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres