Blogia
perroscalientes

Pase y revuelva...”Su pregunta no molesta”

...(aunque su propuesta pueda herir mis mas profundos sentimientos)

La noche avanzaba al ritmo de la marcha en aquel boliche de Gascón. Tanta marcha, tanta fiesta y tanto baile, hizo que las horas transcurrieran invisibles y que afuera, sin que nos diéramos cuenta el sol comenzara a asomar lentamente detrás de alguna de esas nubes que suelen tener los amaneceres otoñales.

Adentro aún titilaban las luces de colores, emanaba la humedad del piso y los deditos que asomaban en las sandalias de mi amiga y partener en la danza de esa noche, parecían diez mulatitos mirando hacia el techo...

La hora de saldos y retazos había comenzado. La pista estaba casi desierta, solo algunos pocos daban vueltas o les exigían a sus pies que sigan danzando hasta que se limara el ultimo sobresaliente juanete del pie izquierdo para evitarse la cirugía., las barras habían cerrado y otro tanto aún andaban buscando la puerta de salida del túnel (si, ese famoso cuarto oscuro gigante donde más de un “pícaro” le da rienda suelta a sus fantasías sexuales más ocultas (o no tantas, bah!)

Desde el fondo de la escalera, al darme vuelta en la pista, lo veo aparecer a él, una mezcla de “voy a la caza de cualquier cosa” y “penúltimo polizón en un viaje a Venus”...(si, tal vez no las ví, pero casi seguro que tenía banderitas de taxi libre en cada mano)...Tanto así, que apenas lo miré un ratito fijo, se me acercó sin dudarlo, y sin percatarse de los mulatitos de mi amiga que pedían clemencia al movimiento, me miró fijo y me preguntó si no tenía un cigarrillo para ofrecerle...Y ahí hice algo que siempre había querido hacer: “Si, le dije, pero vos a cambio que me das”...Lo podemos charlar agregó...A lo que yo casi interrumpiéndolo le conteste: Te invito a mi casa...

Me miró de soslayo mientras encendía el pucho (con un encendedor que yo mismo le preste) y luego mientras me devolvía el mini-bic me dijo: y podría ser, si ella viene (por mi amiga) podemos hacer algo los tres...

Yo le aclaré: Ella no quiere ir...es demasiado pudorosa para que yo la vea desnuda...

Bueno, convencela, dale y vamos....insistió.

Al ver que no había demasiado quórum (ni de parte de mi amiga, ni mío claro, porque yo quería irme a la cama con el, que el ultimo retazo libre y yo estaba asomado a la caja de saldos!) me dijo que si le tenía una bolsita de merca, venía sin dudarlo....Sic! UNA BOLSA DE MERCA???!!!! Todo eso necesitás para tocarme??? Buuaaaaaaaaa!!!!!!!! Snif, Snif!!!

Me di media vuelta, la tomé a mi amiga del brazo (que iba con sus mulatitos cansados) y emprendimos la retirada....

Y bueno, nos desquitamos el planchazo de aquella noche desayunando a lo grande. Para bolsa de merca no daba, pero para huevo revuelto con panceta y demás...FLOR DE PANZADA!!!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

fok -

aah, qué situación rara! nunca me pidieron algo así! igual, hubiera tenido tu misma reacción!

saludos

Raoul -

Estupendo...re simpa..me habría gustado estar alli y en la otra historia que compartieran a uno de los rubiecitos conmigo. jeje
ra abrazoso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres